domingo, 25 de junio de 2017

Juguemos al juego de cuidar el planeta

    Yo me quedo sorprendido, o sorprendidísimo. El cambio climático es un hecho, cruel e implacable. Y aunque creo que lo sabemos e indignamos en muchas ocasiones, por ejemplo cuando oímos que el político de turno lo niega, nos llega una ola de calor insoportable, o vemos que se deforesta el planeta a una velocidad abrumadora, nosotros en realidad hacemos bastante poco de forma individual y/o colectiva para solucionarlo.

    Si lees este artículo debería darte pánico "Casi de la mitad de la población mundial estará expuesta a olas de calor mortales en 2100"  Yo lo veo muy, demasiado, optimista. Pienso que para el 2030  ó 2040 ya habrá olas de calor más calurosas y de más duración con fallecidos mortales a causa de golpes de calor. En el propio artículo habla de no cambiar de móvil tan a menudo. Pero yo propongo otras soluciones. Para ello nada mejor que los juegos.

    1º Recoger basura de la calle y echarla al contenedor adecuado ¡aunque no sea tuya!
    El ejemplo de la foto (tras la noche de San Juan) que pongo, es un caso extremo y, casi con toda seguridad, esa misma mañana los servicios de limpieza se harían cargo –creo–, pero en más ocasiones de las deseadas somos un poco marranos en general. Nada personal, ni particular; en general. Pero quizás veas una botella de plástico en el suelo alguna vez, o un cartón, o cosas por el estilo y... yo, por lo menos, me he agachado, lo he cogido y tirado a su contenedor correspondiente. Ya sé que no es lo más habitual, de hecho uno de mis hermanos se cabreaba conmigo al hacerlo. Y finalmente, lo tuve que dejar de hacer; delante suya, claro. Entonces se convirtió en el juego del escondite ;-)

    2º Promover iniciativas que tengan un fin ecológico mediante la recogida de firmas físicas u on-line. Por ejemplo, para que los ayuntamientos de toda España pongan muchas Us invertidas para poder aparcar las bicicletas.

    3º Solicitar a las grandes empresas que crean productos qué éstos sean más duraderos, más fácilmente reparables, más fácilmente  reutilizables –antes que reciclable– y, finalmente que sean realmente más fáciles de reciclar. De esta forma también nosotros al consumir menos, de forma consciente, sería muy recomendable y efectivo.

    4º Y por último, y no por ello menos efectiva, el boicot a las empresas que ayudan a la contaminación. Fácilmente podemos dejar de consumir productos de empresas que ayudan a la deforestación. Por ejemplo, si lees este artículo de es.investing.com "Burger King promete terminar con la deforestación en 2030"  por culpa, cuasi directa, se deforestan una gran cantidad de hectareas para dejar paso a cultivos de sus productos. Por lo tanto, dejar de consumir en Burger King. Esto es fácil y efectivo de facto. Pues al consumir menos – o nada, que sería lo ideal aunque estadísticamente imposible – ellos están, por carambola, obligados a consumir para poder producir sus productos y esto ayuda a destrozar menos el medio ambiente. Por supuesto, esta idea no le gusta/gustará a las grandes empresas, ni a los gobiernos, pues se relentiza la bendita economía; suya, sin ir más lejos.
    5º Exigir la reforestación de espacios antes forestales a nuestros queridos gobiernos. Porque el cambio climático es un hecho. No podemos esperar hasta el 2030 para tomar medidas. Debe ser de inmediato. Basta de darle patada al problema y seguir pa'lante sin tomar responsabilidades.

    Somos como hormiguitas, y no vemos que las acciones invididuales, pero en realidad en manada, hacen una marabunta que pueden ser para bien o para mal del planeta.

    Espero haber dado alguna idea útil. Si se os ocurre a vosotros algo más no dudéis en hacérmelo notar.

    Saludos y muchas gracias ;-)

    @eltiopacote
Listado de artículos: http://pacovalverde.es/indice/

domingo, 18 de junio de 2017

Reflexión sobre la ciencia

    Hace unas semanas vi un vídeo donde hablaba Neil deGrasse Tyson: Science in America (La ciencia en EE. UU.) - SUBTITULADO al mismo tiempo que se ven imágenes suyas entre mezcladas con logros conseguidos con la ciencia.
    Una de las frases decía: "La ciencia no es un juguete con el que jugar. No es algo que puedas decir »Elijo no creer que E = mc2 es cierto o no«. No tienes esa opción."  Y en gran parte tiene razón.

    Poco después pasó por mi muro una imagen con Santiago Ramón y Cajal cuyo pie rezaba: "Cultivemos la ciencia por sí misma, sin considerar por el momento las aplicaciones.  Estas llegan siempre, a veces tardan años, a veces siglos." Y en gran parte tenía razón.

    No voy a comenzar mi disertación diciendo que es probable que la tierra sea plana o que la evolución de las especies no es cierta. No van por ahí los tiros. Pero los tiempos cambian y, con respecto a lo que pensaba Ramón y Cajan, a los descubrimientos científicos y desarrollos tecnológicos, con más razón, se les da aplicación casi de inmediato. Lo malo de esta afirmación es que hay descubrimientos o desarrollos que mejor no se hubieran puesto a disposición de nadie. Por ejemplo, el descubrimiento y uso del gas mostaza en la primera guerra mundial, que dio paso a la guerra química y más tarde la bactereológica. Sinceramente, son cosas que no sirven a la humanidad, ni a los seres vivos en general, para, absolutamente, nada. De aquí saltamos a lo que se veía mientras hablaba Tyson; justo cuando decía algo sobre los benefícios de la ciencia se visualizaban imágenes del desarrollo transgénico de los alimentos. Eso simplemente me indigna profundamente. Pues los transgénicos además de no quitar el hambre en el mundo –a la vista está que sigue existiendo– solo genera grandes beneficios a las multinacionales, pues esas plantas solo pueden ser vendidas por las propias multinacionales. No sirven para más temporadas de cosecha. Son resistentes a los pesticidas que fabrican las mismas multinacionales. Estropean los campos donde son plantadas. Siendo lo peor de todo qué todavía no está claro que sean saludables en su consumo. Para mí, el desarrollo de transgénicos es la guerra encubierta de las multinacionales hacía la población civil. Donde a los gobiernos en realidad les importa un bledo si las grandes empresas ganan un montón de pasta o si los ciudadanos tienen una salud peor por culpa de esos transgénicos.

    Otra cosita que deduce, al menos yo, del vídeo Tyson era que pareciera que la ciencia es absoluta, por ende inmutable. Creo que no es así. La ciencia, sobre todo teórica, cambia. Véase lo que se opinaba antes y después de unos años sobre el origen del universo con la gran explicación del Big Bang o sobre los agujeros negros. La visión sobre los mismos a cambiado. Incluso sobre el ejemplo que puso Tyson no es del todo correcto porque si tomamos E = mc2 como fórmula absoluta vemos que un fotón no tendría energía. Cosa que no es cierta. Por lo que la fórmula está incompleta y él lo sabe. Lo que pasa es que supongo que querría poner un ejemplo generalista. Siendo imposible, creo, poner un ejemplo pefecto que sirva siempre y sea inmutable.

    Pero en realidad las cuestiones que se me plantean, y a todo el mundo se le debería plantear, es si es ético el desarrollo de una tecnología gracias a descubrimientos científicos, como es el caso del desarrollo de cultivos transgénicos. O el uso de armas químicas en conflictos bélicos. Como ha hecho EE.UU. hace muy poquito. Y sin embargo por otro lado no se han desarrollado elementos tecnológicos como los coches eléctricos a gran escala simplemente porque a las grandes multinacionales, muy relacionadas con el petróleo no les interesa. De modo que los científicos son responsables, o deben comenzar a tener esa actitud, en el desarrollo de la humanidad. Cuando trabajan para una u otra empresa están trabajando para una u otra causa. No deberían, por tanto, seguir pensando como antaño: "No, es que yo trabajo para el que me paga. Ya se dará utilidad a lo que yo hago." Así es como se fabricó la primera bomba atómica o, sin ir más lejos, las armas convencionales actualmente. Aunque hay más ejemplo que se resumen en un concepto: "Desarrollar y crear utensilios, herramientas o bienes personales en general que tienen una vida limitada por el bien de la empresa para la que trabajas." Eso no lleva a nada bueno. Ya se ve el gran consumo, la autodestrucción del planeta y de la propia especie, las grandes desigualdades económicas que hay entre los altos cargos propietarios de la producción y los simples consumidores, entre los que se hayan los propios científicos e ingenieros. Pues nunca cobrarán ni la más mínima parte de los que ganan sus empleadores.

    Todo esto es muy filosófico. Y esa es la clave. En los tiempos que corren se necesita más filosofía para el desarrollo de tecnología que más ciencia por la ciencia. Como el eslogan de un anuncio: "La velocidad sin control no sirve de nada." Pues en esa situación es en la que estamos precisamente ahora. Mucho desarrollo, mucha producción, mucho de todo. Y al mismo tiempo más individualistas –en el mal sentido– más egoistas –con mal rollo– y más estupidos sin darnos cuenta. Cuestionamos, alguno que otro lo hace, si la tierra es esférica o si es cierta la evolución, metiéndonola doblada y sin pensar si son buenos algunos otros desarrollos tecnológicos como los transgénicos o las armas de cualquier tipo.

    Para terminar citando otra vez a Ramón y Cajal sobre la ciencia:  "Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia." Y al carro de la cultura, le falta el de la filosofía y más principios para que la ciencia sea un instrumento útil y saludable para la humanidad –y el planeta en general–, no solo para unos pocos.

    La ironía es que la filosofía está usándose para divagar si existe Dios o no. Una auténtica pérdida de tiempo, en mi opinión.


     @eltiopacote
Listado de artículos: http://www.pacovalverde.es/indice/

jueves, 8 de junio de 2017

Reunión club Bilderberg 2017

     Siento no haberos mantenido informados sobre el club que maneja el mundo. El club Bildergbeg se reunió el fin de semana del 3 al 4 de junio. En un encuentro plagado de viejos amigos y conocidos.
     Hace años la reunión comenzó siendo ultra secreta. Después fueron ultra secretas las identidades de su participantes, el lugar de encuentro y los temas a tratar. Después eran super sercretos el lugar de encuentro y los temas a tratar. Y ahora, se conocen con anterioridad a la reunión, siendo de dominio público, sus participantes, los puntos a tratar y las cucarachas que van a asistir.

     Por parte de Espa
ña asistieron Luis de Guindos y Albert Rivera. Este último conocido por arrimarse al árbol que más cobija.

     Los puntos a tratar fueron:

     - La administración Trump.
     - Relaciones transatlánticas.
     - La alianza de defensa Trans-Atlántica.
     - El rumbo de la UE.
     -
¿Se ralentiza la globalización?
     - Puestos de trabajo.
     - La guerra de la información.
     -
¿Por qué crece el populismo?

     Referente al último punto Albert Rivera dará una larga disertación de 3 minutos. Y le darán un libro-manual y un boli para que haga los homeworks o Hausaufgaben (deberes de casa). Con el objetivo de meterse en el bolsillo a los incautos españoles que le voten.

     Con respecto al resto de puntos poco tengo que decir. Solo qué, Trump parece ser que les saca un poco de los nervios. Like para ese Trump. Aunque Trump (el gilipollas) a sacado a EE.UU. del tratado de París sobre el cambio climático, hay ciertas cosas que hace bienn, aunque solo sea para su país, y al resto del mundo nos joda. Aunque tendría su lado bueno: relentiza la globalización. Y eso en este momento es bueno. Quitemos también que es un poco machista y racista. Pero son cosas que ahora no vienen al caso.

     Sobre la guerra de la información también estaba para dar fe de ello Albert Ribera y Luis de Guindos a los que le hicieron preguntas simples:
- CB:
¿Qué piensan ustedes sobre la guerra de la información?
- AR: Nosotros sacamos 40 esca
ños.
- LdG: Nosotros ganamos las elecciones.
- CB: Bien, bien. La guerra funciona en Spain. Y bueno, Luis, ya puestos:
¿cómo van los puestos de trabajo en Spain?
- LdG: joder! Pues para nosotros de puta madre, si se me permite la expresión.
- CB: Co
ño Luis! Nos referimos a vuestros empleados.
- LdG: Ahajaja, jajaja! Ellos contentos. Creo que para el cuarto a
ño de mandato podremos volver a la esclavitud. Nada de cobrar para trabajar.
- CB: Bien, bien. Nos gustan que los planes salgan bien. Aunque sea in Spain.

     Y he dejado para un lugar especial el recuerdo de los viejos amigos. Como recordaréis David Rockefeller murió el 20 de marzo. Pues bien, el 8 de mayo, pasados los 49 días para que el alma se reencarne, David lo hizo en una hermosa ninfa cucaracha. A estas cucarachas me refería anteriormente, o qué pensabáis? Cuándo escribí „ las cucarachas que van a asistir“ me refería a todos los del club que han muerto y hacen coincidir su estado de adulto de la reencarnación que hayan experimentado en cucaracha. Los asistentes de carne y hueso normalmente –o por norma general– son unos hijosdeputa-trepas-aprovechados. Qué es distinto.



     Bueno, y esto ha sido lo más importante que ha deparado el encuentro. Hasta la próxima reunión. O reercarnación para los más hábiles.

    @eltiopacote
Listado de artículos: http://www.pacovalverde.es/indice

lunes, 5 de junio de 2017

Casualidades de la vida

     Hoy comienza el campeonato de ajedrez invidual más fuerte del mundo en Stavanger (Norge). Web oficial http://norwaychess.no/en/ Los diez jugadores con más ELO -por lo menos hace unos meses cuando se firmaron los contratos de participación- en un campeonato que promete ser muy emocinante.

     Mis favoritos son: Magnus Carlsen, Wesley So, Fabiano Caruana y Levon Aronian. Y no tengo una preferencia estricta por ninguno de ellos. Simplemente, porque cualquiera de ellos juega a un nivel de otra galaxia. Que en realidad juegan así los primeros 10 ó 20 jugadores del  mundo en la lista ELO.

     Pero independientemente del campeonato quería comentar una anécdota que me pare muy curiosa. En agosto de 1999, en el tiempo que estaba en la Armada, estuve como dotación del barco en Stavanger. La ciudad me pareció maravillosa. Y las mujeres ni te cuento. En aquel tiempo estaba muy al tanto en ajedrez y, de hecho, el año anterior había quedado primero en el campeonato local de El Puerto de Santa María. También me lucía con los compañeros del barco jugando partidas a la ciega y ganando. Otra cosa habitual en el aquel tiempo era ir a los clubs o lugares de juego de ajedrez de todos los puertos a los que podía ir. Entre ellos estuve en Alejandría, Casablanca, Estambul o Bari. Y en aquella ciudad maravillosa no fue menos. Me enteré de donde estaba el club, fui en autobús raudo y veloz. Pero aquella tarde estaba cerrado. El enclave era paradisiaco. Me dio mucha rabia no poder jugar contra los lugareños. Pero la vida no se acababa por supuesto y había muchas cosas que hacer y visitar.

     Con los compañeros y excelentes amigos más cercanos del barco alquilamos un coche para recorrer todo lo que pudieramos en un fin de semana. Visitamos casi pueblo por pueblo, fiordo a fiordo la costa desde Stavanger hacía el sur, camido de Oslo. Viendo tanta belleza en el paisaje me decía una y otra vez: »De este país tiene que salir un campeón del mundo. Solo para que la gente conozca lo bonita que es Noruega.« Sabía qué yo nunca sería campeón del mundo de ajedrez, pero elegí el lugar de dónde debería salir uno. Con los ojos cerrados.

     Pasó el tiempo, me desentendí del ajedrez por motivos laborales, -falta de tiempo principalmente- y al tiempo comencé a oír hablar de Magnus Carlsen. »Un noruego, mira que bien.« Después llegó a campeón del mundo y comencé a ver entrevistas y documentales suyos. Me llamó poderosamente una anécdota que contó sobre su niñez: »Cuando tenía 8 años, durante un viaje de verano por mi país con mi padre, comencé a pensar que estaba jugando como un niño. Mi forma de jugar debía cambiar. Y comencé a estudiar seriamente ajedrez y prepararme para campeón.«

     Las casualidades son qué: en verano de 1999, cuando decidió que tenía que mejorar, él tenía 8 años. En verano de 1999 fue cuando estuve precisamente en Stavanger pidiendo qué de aquel país saliera un campeón del mundo. Y justo ahora, cuando se juega el campeonado en Stavanger, Magnus Carlsen tiene 26 años; los que yo tenía cuando estuve allí.

     Las casualidades son bonitas. Y es bonito contarlo. Y solo por este cúmulo de casualidades espero que Magnus Carlsen gane este campeonato. Ya digo qué, quizás por  su forma de jugar, tan lógica y no excesivamente espectacular, cualquier otro se llevaría la palma. Por ejemplo, Levon Aronian y Anand tienen un juego muy muy imaginativo. Pero Carlsen es a la vez muy sólido. Más, cuándo se debe ser creativo, es como el que más.



     Por eso, desde aquí, un sitio no tan alejado de allí:
»Gana Carlsen, ¡gana!«

     @eltiopacote
Listado de artículos: http://www.pacovalverde.es/indice

domingo, 4 de junio de 2017

Soy un tío vulgar

     Soy un tío vulgar, sí. Digo palabrotas, me comporto mal, me tiro pedos. Bueno, no es cierto, excepto en los pedos. A lo que me refiero en vulgar es en las siguientes cuestiones de las que me he percatado:
     - Busqué mi nombre en Skype y enconytré más de 150 coincidencias con mi mismo nombre.
     - Por supuesto, Paco, hay millones de Pacos.
     - Había un pintor que se llamaba igual que yo. El pobre cogió el dominio ".net", ya qué yo tengo el ".com" y el ".es" desde hace mucho más tiempo. Acabó dejando el dominio y ahora en su lugar hay una web china.
     - Ni si quiera la fecha de nacimiento es especial. De hecho, uno de mis vecinos había nacido exactamente el mismo día y año que yo.

     Y si hablamos de otras cosas como las aficiones o gustos... ya ni te cuento. Hay miles de personas que tienen exactamente las mismas que yo :'(

    Si, como dicen, hay multitud de universos paralelos en los que nos repetimos... a mí, desde luego, no me hace falta ir a ningún universo paralelo para conocer a mis otros yo o dobles. Yo y mis dobles hemos repetido en este universo, y en concreto en este planeta. Para no irnos muy lejos. Qué gandules somos.

    Otra enorme casualidad me sucedió cuando estaba con mi madre viendo algunas cosas en el CorteInglés -solo viendo- y de repente comenzó a sonar una canción en la que cantaba un tipo con mi misma voz. Me quedé muy sorprendido pero no dije nada. Al rato, mi madre me dice: »Paco, el que canta eres tú.« No me lo preguntó, lo afirmó. No eran cosas mias. Mi madre también se dió cuenta. Aunque la voz estaba armonizada con la música perfectamente. No como cuando yo canto, la verdad.


    La última prueba de mi vulgaridad, también es con mi madre. Ella me veía en la silueta típica de un GIF para ser sustituida por la foto/avatar del usuario de una red social. En fin que me veo en todas partes. No es egocentrismo, es pura vulgaridad.

    @eltiopacote

Listado de artículos: http://www.pacovalverde.es/indice/